¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

Estás leyendo los secretos relacionados a: Viajes


1859

Casi me voy preso por caliente

Publicado por , Filtros: 21 - 25 años - Chile - Hombre

Un día de mucho calor me vi obligado a viajar. Todo estaba muy bien hasta que compré el pasaje, el numero 18 que daba al pasillo.

Me senté y con los minutos el bus comenzó a rodar. Al lado mio estaba una señora que estaba jugando con su Ipod. Traté de dormir un poco porque estaba muy cansado. De pronto entonces la pierna de la señora me roza suavemente. En ese momento me comencé a pasar películas. También debo admitir que estaba con todo el kino acumulado.

Traté de distraerme con la película. Al rato siento que las nalgas de la señora estaban muy cerca y con el calor que hacía no podía pensar en otra cosa. Miré discretamente hacia el lado y vi que su respiración era cada vez más rápida. Inevitablemente se me comenzó a erectar.

Yo trataba de disimular haciéndome el dormido mientras la señora jugaba con su Ipod.

Pasó un rato largo y yo seguía con el pene totalmente erecto. Como por arte de magia apagaron las luces y yo me acercaba más y más. Ella se dio vueltas para dormir y su nalga quedó rozándome. Vi de reojo que la respiración de ella era muy rápida y entonces comencé a correr mi mano para bajar a su trasero.

Esperé unos minutos y la tomé de la cintura. Ella se despierta enojada, me mira y me dice: “cuidadito, cuidadito”.

Se paró bruscamente y fue adelante para acusarme con el auxiliar.

Al rato vino el auxiliar a retarme por lo que había sucedido y me dijo que notificarían a Carabineros, pero el bus continuó su camino.

El auxiliar y la señora se fueron a los asientos de adelante, entonces se me ocurrió una idea. Yo tenía una mochila con mis cosas, entonces en la oscuridad me cambié de puesto, me cambié de polera, me saqué el sombrero y las gafas, me peiné y en la primera parada del bus salí entremedio del choclón.

Nadie se dio cuenta que me bajé del bus.

PD: un consejo, no hagan ni repitan esta experiencia.

 

Te cuesta


715

La larga y latera historia de como dejé de ser virgen

Publicado por , Filtros: 18 - 20 años - Hombre - México

Yo siempre me considere un chico de ciudad porque nací en una. Mi padre me llevo a conocer su tierra natal que esta en Oaxaca, México. Lo acompañé pero de inmediato me empecé a arrepentir porque mientras más nos acercábamos al destino más feos se veían los lugares.

Paramos en una mediana ciudad a comer. Me bajé del auto y comencé a deambular por ahí.

Pude advertir que habían chicas que si bien estaban sucias y mal vestidas eran muy bonitas.

Después partimos y llegamos a un pueblo todavía más chico, donde nos quedamos a pasar la noche. Al día siguiente salí a caminar y me topé con muchas chicas, algunas feas, algunas bonitas y otras hermosas.

Como soy de tez blanca y un poco alto me imagino que todas las chicas me notaron al instante. Pero yo solo me centré en una chica, la saludé y me sonrió. Conversamos un rato aunque con cierta dificultad porque su español tenía mucho acento que yo no entendía muy bien. Por un momento me sentí muy importante y galán. Le dije que me gustaba, medio temblando e incluso casi me da una erección por la excitación. Ella me dijo que también le gustaba y se me quedó viendo.

La invité a la casa donde estaba esperando a mi padre. Cuando llegamos ella se me encima y trata de besarme, pero la verdad no me gusto la idea así que le dije que si gustaba darse un baño. Ella accedió y se fue desvistiendo.

Yo buscaba un condón por si esa tarde dejaba de ser virgen. Pero mi maldita suerte no me ayudó, así que me condené a no tener sexo.

Después de un rato ella entro al cuarto ya muy limpia y fresca. Ahora sí me dieron ganas de besarla. La tomé y la recosté en el catre. Comencé a acabarla a besos y caricias, por lo que tuve una erección y ella lo notó.

Empezamos a desvestirnos y mi pene estaba al máximo, sin embargo por un momento me llené de temor porque pensé que tal vez esta chica tuviera alguna ETS, y me empezó a dar miedo.

La chica seguía caliente, así que terminó encima de mí otra vez.

Ya que me daba miedo penetrarla le empecé a insinuar mi pene en sus pechos y trataba de conseguir sexo oral, hasta que ella misma tomó mi pene y empezó a juguetearlo con sus manos morenas.

Con mucha torpeza empezó a chuparlo, lo que me llevó a sacarlo, así que me corrí un poco dentro y otro poco en su cara.

Ya estaba muy excitado, así que puse sus piernas en mis hombros y la empecé a penetrar sin pensar en ninguna consecuencia. Ella al parecer lo disfruto, pero después comenzó a sangrar un poco, pero no me detuve y me vine dentro de ella.

Me levante y me fui a lavar el pene. Regrese y la ayudé a vestirse. Le di gracias por haber tenido sexo conmigo.

Después le dije que si quería ser mi novia, ella dijo que sí.

La invité a comer algo y 20 minutos después mi padre llegó al mismo establecimiento. Se sentó con nosotros y se la presenté como una amiga.

Cuando terminamos la fui a dejar a su casa. La bese y me despedí. Le expliqué que tenía que irme pronto, pero si estaba en mi poder seguro regresaba. También le dejé mi numero telefónico.

Más tarde, el mismo día, proseguimos el viaje con mi padre. Ahí conocí de nuevo a otras 3 chicas hermosas, con las que seguro me hubiera gustado tener sexo, pero solo una se mostró con deseos, sin embargo no logre concretarlo.

2 días después regresamos a casa.

Este es el secreto que solo sabemos Mariana y yo, hasta ahora. Pienso volver a ese pueblito a por ella, y tal vez tener sexo por segunda vez.

 

Lam


961

Sexo de despedida

Publicado por , Filtros: 21 - 25 años - Colombia - Mujer

Mi mejor amigo viajaría y empezamos a vernos más. Hicimos una fiesta; él había terminado con su novia y con otra chica se empezaron a besar, tenía la fama de “buen amante”. Esa noche pasé por ahí y pasó algo como magnético, terminamos enrollados, pero sin sexo. La cosa fue fluyendo y empezamos a besarnos.

Yo no quería que pasara nada y al final lo botaba de mi casa. Pero no sólo era eso, insistió tanto hasta que terminamos en la cama. Yo pensé “qué diablos” y me empecé a mover encima de él. Me sentía muy tensa y a pesar que él estaba súper duro el sexo fue malo. Luego de eso yo estaba muy avergonzada. Así me hice la idea de que no valía la pena.

Lo volvimos a intentar y eso sí estuvo rebueno. Así empezamos a tener sexo 2-3 veces más.

Me sentía enamorada pero se fue. Antes llegó a decirme que me amaba. Desde el otro país me llamaba todos los días y hasta ebrio me decía que me amaba.

Al poco tiempo me enteré que la chica con la que se estaba besando en la fiesta había sido su amante un buen tiempo y que habían estado hasta un poco antes de que se fuera.

Él me dijo que no, porque se lo pregunté antes, pero supe que era verdad y me dio tanta cólera que llamé a mi ex y terminamos teniendo sexo. En realidad más de 1 vez.

Me siento confundida.

 

ELA