¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

Estás leyendo los secretos relacionados a: Parejas


4495

Le fui infiel a mi esposo con el chico del gym

Publicado por , Filtros: 36 - 40 años - Mujer - Países - Perú

Mi secreto es que le fui infiel a mi esposo con un amigo que tengo cuando voy al gym, él es un hombre joven, de unos 8 a 9 años menor que yo (al que llamaré Omar), aunque ese no sea su nombre. Poco a poco, y sin saber porque, pero algo de Omar, él empezó a atraerme, yo no quería creerlo, además de ser una mujer casada, no era normal, pero, poco a poco comenzamos a tener más confianza entre ambos, él iba al gym de vez en cuando, pero cuando coincidíamos, nuestra amistad fue creciendo más y más. Al principio, para mi era un amigo más como tantos que tenía, porque así lo veía, pero algo fue cambiando con el paso del tiempo.

Tiempo después, tuve unas riñas con mi esposo (riñas que no faltan en una relación), no me gustó que mi esposo llegará a la casa ebrio y en general no me gusta que tome, pero aquel día cuando llegó borracho, yo pensé que era como algún otro día que tomaba en el que se portaba bien y tranquilo, más por el contrario estaba desconocido en su comportamiento y tuvimos unas riñas muy terribles para mí. Durante esa semana, estuvimos con poca comunicación con mi esposo, yo porque estaba molesta por lo que había sucedido y porque mi marido estaba tan fresco como si nada hubiera pasado, eso me molestó más. Y así estuvimos las siguientes semanas. Mi marido siguió tomando más y más, sin controlarse, estaba tan desconocido y eso a mi no me hacia sentir bieno en casa. Pasó el tiempo, y yo me sentía mal, traté de salir con las amigas, distraerme, ir al cine o de compras, pero… no me sentía bien. No sé porque no me podía recuperar como otras veces. Decidí entonces ir al gym, como normalmente acostumbraba ir, y encuentro a Omar después de tiempo; al terminar los ejercicios en el gym, Omar notó que yo no me sentía bien, y me convenció para ir a tomarnos un café. Como les decía al inicio, cada vez que nos veíamos al menos yo empecé a tenerle más confianza, y ese día decidí contarle lo que me pasaba en mi hogar y con mi esposo. Omar me escuchó, me prestó atención que yo no esperaba, me supo escuchar, me aconsejo,… me sentía bien y así, al terminar la platica nos despedimos después del café. Ya en casa, mi esposo se calmó un poco y ya no llegaba borracho, pensé que todo se iba a arreglar, pero, eso solo duro unos días, luego siguió con la borrachera y su comportamiento desconocido para mí, que hizo que me sintiera aun mas y mas mal, en especial porque no quería que mi hija viera así a su padre. Pero no sé porque empezaba más y más a pensar en Omar.

Mi esposo tuvo que viajar unos días por unos asuntos del trabajo. Yo seguí mi vida como siempre, salía al mercado, llevaba a mi hija a su colegio, la recogía, en fin, cosas de rutina. Al segundo día que mi esposo viajó (iba a demorar unos 4 días más o menos), y tras dejar a mi hija en su colegio muy temprano, de retorno a mi casa, me encontré con Omar, mi amigo que también iba al gym donde yo iba, nos saludamos y conversamos un rato cerca de un parque. Me pregunto como me sentía después de lo que le había contado sobre mi marido y como íbamos, yo reacción fue soltar algunas lágrimas que no pude contener, él entendió como me sentía con ese gesto. Me invitó a salir para que me distraiga, yo no sabia que decirle, al ser una mujer casada, sabía que debía darme mi lugar, pero algo en mí me decía que si, además no entendía porque no dejaba de pensar en él. Y entre tanta conversación, y después de pensarlo, decidí aceptar la invitación de Omar. Nos despedimos y quedamos en encontrarnos por la tarde. Al retornar a mi casa, hice el almuerzo, fui a recoger a mi hija. Luego ella se alistó para volver al colegio, debido a que trabajaba por las tardes hasta noche. La llevé a su colegio y quedamos en que la recogería por la noche como siempre.

Fui al encuentro que acordamos con Omar con algo de remordimiento en la cabeza, debido a que no acostumbraba a salir con otro hombre que no sea mi marido, y Omar era menor que yo. Omar decidió llevarme al cine, estuvimos allí un par de horas, aun no se hacia de noche, tenía como 2 o 3 horas más para recoger a mi hija, entonces, al terminar el cine, fuimos caminando por un parque, charlamos y después de un rato, decidí volver a casa, y fue allí que Omar me abrazó, me dijo que le gustaba, me quedé helada, no sabía que responderle (yo no dejaba de pensar en él), pero no quería evidenciarme, y le dije que era casada, que tenía una familia, que era mayor que él y que estaba mal… entonces Omar, me robo un beso, no pude reaccionar a eso, y sin pensarlo, le correspondí. Luego lo alejé de mi, pero me evidencie solita, Omar vino, me tomó por la cintura, me abrazó y volvió a darme otro beso, que ya no pude resistir y le correspondí.

Estuvimos besándonos un buen rato, yo no pensaba en nada más, sus besos me marcaron. Decidimos ir a un hotel, yo con algo de dudas todavía, fuimos a la habitación, y suena mi celular, era mi hija que me comunicaba que no iba a llegar a casa porque después del trabajo se iba a casa de una amiga de clases, que ya no la recogiera y que descansara sin preocupación. Después de eso, no pude decirle que no a Omar y comenzamos a besarnos e hicimos el amor.
Comenzó besándole le cuelo, los labios, me tomo por la cintura, y fue quitándome la ropa poco a poco. Yo tenía una sensación mágica, electrizante, como si mi mente y mi razón estaban en otro lugar y mi cuerpo allí. Me entregué a él sin remordimiento, aunque Omar unos deseos que no se porque no le pude negar. Me pidió que se la mamara como lo había visto en el porno peruano de unas noches atrás cuando me sentía sola, y no dejaba de soltarme y apretarme contra su pene, que me dejaba por momentos sin respiración. Al poco rato, se corrió en mi cara. Fui al baño, le lave y limpie la cara y decidí para, le dije que era casada y que no estaba bien, pero con sus besos no pude negarme y seguimos, me tire en la cama, ahora era mi vagina a la que Omar le daba placer, me sentía en las nubes, e tuvimos sexo en diferentes posiciones, y le pedí que por favor no se corriera dentro mío, porque no quería quedar embarazada, él me entendió y estuvimos así por una hora más o menos. Luego me confeso que quería tener sexo anal, que era su fantasía, yo no estaba de acuerdo (con mi esposo rara vez lo hacíamos por el culo), pero supo convencerme, y al final le dije, esta bien, pero si no me gusta, no seguiríamos, y entendió. Poco a poco fue metiéndome primero un dedo, luego dos por el culo, estaba en posición de perrito, yo me sentía un poco rara, pero a pesar que me dolía de a poco, también sentía una sensación que comenzaba a gustarme, hasta que me metió su pene, poco a poco y pesar del dolor fue entrando en mi más y más, y con mayor fuerza, yo le decía que ya no, que me la saque (pero en mi mente estaba que siga, quería mas), y siguió con mas fuerza y velocidad, que se corrió dentro mío, hasta que quedamos tumbados en la cama, él encima mío, con una respiración agitada por parte de ambos. Después de eso, salimos del hotel, ya era muy noche, me acompaño en un taxi hasta mi casa y nos despedimos. Posterior a ese día mi marido volvió 2 días después, y con Omar solo nos comunicamos por internet, y a veces por celular (cuando mi esposo está trabajando y no está). Omar quiere repetir ese día, pero le dije que lo que paso quedaba allí, él me entendió, quizá porque es mas joven que yo, aunque no se rinde, seguimos como amigos, aunque en mi pensamiento, quisiera repetir ese día.

Ariana.


1818

Estoy casado y me gustan los hombres

Publicado por , Filtros: 26 - 30 años - Colombia - Hombre - Países

Estoy felizmente casado hace dos años, tengo 26 años y mi esposa 24, antes de casarnos llevábamos un año de novios… mi secreto es que, también tengo relaciones con hombres, esa es mi segunda vida que llevo antes y después de casarme, desde que era un niño me agradaba cuando algunos hombres conocidos o desconocidos de mi familia abusaban sexualmente de mi, fui de los tantos abusados, con la diferencia que a mi me gustaban las caricias de otros hombres, los besos, sus dedos en mi ano, su lengua por todo mis genitales. y cuando les chupe la verga por primera vez me quedo gustando, a si que cuando tenia la oportunidad se las chupaba, mientras mama estuviera en su cuarto, en la cocina, entretenida con sus amigas o viendo tv, yo estaba mamando verga en mi cuarto o en la sala, con el tiempo mama consiguió un novio mucho mayor que ella, el no se demoró para darse cuenta de lo que me gustaba hacer con los hombres, así que entre juegos y charlas morbosas cada vez que mama no estaba, terminaba encima de él, desnudo, mamando su verga y el jugando con mi cuerpo como si fuera su putita

A mis quince años mama me descubrió chupándosela a uno de mis compañeros de estudio, en mi cuarto, cuando entro sin darme cuenta, pues yo contaba de que estábamos solos. el y yo estábamos desnudos y yo tenia mi boca en su verga… ese día me puse pálido, rojo, de todos los colores, mi compañero salió asustado y yo me quede en el cuarto no quería salir, hasta que ella entro y se sentó a mi lado, y me empezó a hablar, para mi sorpresa, no me regaño ni me juzgo, me abrazo y me dijo que a ella no le importaba si a mi me gustaban los hombres, y que ella no tenia derecho de decirme nada, por que también ah hecho muchas cosas y que ah tenido que hacerlas a escondidas, le pregunte que, que era lo que había hecho y me dijo que a ella también le gustaban las mujeres, pero que también los hombres… me explico todo, solo me dijo que lo que habíamos hablado nadie lo podía saber ya que no todo el mundo lo toma de la mejor manera… le dije que si, que seria un secreto de los dos. a si que seguí teniendo sexo con mi compañero y con mi padrastro, el me hacia la visita de vez en cuando a mi cuarto o yo se la mamaba cada que podía…

A mis 17 años nos fuimos de la ciudad, después mamá se separó de mi padrastro, y allá conocí una chica que me empezó a gustar, yo le gusté a ella y empezamos a salir, le dije a mama y solo me dijo que con mucho cuidado, que yo estaba muy joven, que no fuera a complicarme con un embarazo no deseado… era la primera vez que tenia sexo con una chica al igual como lo veia en el porno colombiano y me gusto, fue también muy rico, así que yo herede la bisexualidad de mamá… aparte de mi novia empecé a tener un enredo con uno de los profesores, le dije a mama, lo que me estaba pasando, y me dio un buen consejo, que fuera discreto y que no contara eso a nadie mas que ni siquiera “a mi mejor amigo“.

Al rato me dijo que para que no diera tanta papaya, que si me iba a ver con el profe lo hiciera en un lugar privado o acá en la casa… a vecés el me visitaba y se quedaba a dormir, o yo iba y me quedaba allá sin que mi novia lo sospechara, mi mamá también se consiguió una amiguita, con la que tenia una relación amorosa, aunque en secreto llevaba otras chicas con las que amanecía, me gradué y empecé a trabajar, al tiempo decidí irme a trabajar a otra parte, pero eso me exigía viajar a otras partes, tuve varias novias, y varios encuentros con hombres, hasta ya hace dos años que me case y que a pesar de todo lo que amo a mi esposa,no soy capaz de evitar tener sexo con hombres, la cosa es que mi esposa no sabe, y ya me eh acostado con un primo de ella y un amigo…

bisexualcasadopasivo


2958

Quiero volver a tirármelo

Publicado por , Filtros: 15 - 17 años - Chile - Mujer

Tengo 16 años y mi vida ha sido algo tonta. Perdí mi virginidad a los 13 con un hueon que yo juraba que estaba enamorado de mí, desde ahí no lo volví a ver más.

Estuve como un año y medio sin tener relaciones con nadie ni nada, y me carga que me llamen puta si ni siquiera lo soy.

Después de eso ya he tenido dos pololos, pero con ninguno me ha funcionado. Luego de eso solo tuve andantes.

Yo jamas me había desnudado completamente, y con mi primer andante, con el cual disfrute mucho en lo sexual, tuvimos de todo (menos por detrás).

Por eso quedé muy enganchada, pero él solo buscaba sexo y se joteaba a más de 4 minas cuando estaba conmigo.

Apareció un chico, no me llamaba mucho la atención y me conoció cuando estaba volada. Me empezó a jotear y peor yo no lo pescaba. Hasta que un día hubo un carrete en su casa y yo empecé a tomar caleta. Ahí todos los hueones me andaban joteando y tocando el poto, me dio rabia y me fui donde él. Le quise calentar la sopa pero yo no aguanté y nos comimos.

De repente me dice que vayamos a su pieza. En unos segundos ya me tenía empelota, pero no lo hicimos al tiro sino que calentamos un rato, hasta que lo saco y me lo metió. Lo hicimos de lujo.

Por eso nos pusimos a andar, pero siempre peleábamos, era muy celoso. También era demasiado agresivo, pero iba a ser el primero a quien le permitiría que me lo pusiera por atrás. Pero ahora me mandó a la chucha.

Quiero que vuelva y tirármelo hasta no poder. Pero estamos los dos claros que queremos volver a hacerlo, aunque sea sin compromiso.

 

nosequeponer