¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

Estás leyendo los secretos de: Uruguay


1030

Era el chico más divino

Publicado por , Filtros: 15 - 17 años - Mujer - Uruguay

Un fin de semana decidimos salir entre todas las chicas. Armamos la previa;  en una mi amiga me dice: tengo a alguien para presentarte esta noche en el baile”Me preguntó si quería, le respondí que sí.

En el baile me crucé en la barra con un divino. Faltaba una hora para que terminara y yo había perdido a mi amiga, no la encontraba por ningún lado. Le mando un mensaje al celular y le pregunto “donde estas? Te necesito”. Me responde que estaba afuera, que vaya. Fui y estaba hablando con un montón de chicos y en esos estaba el que me había cruzado en la barra, lo agarró y me presento al supuesto alguien. Me quería matar, era el divino de la barra.

Nos pusimos a conversar y en una de esas me da un beso, era casi todo perfecto para la noche hasta que me dijo que vivía en otro departamento. Me acompaño a buscar un taxi y me despidió con beso, mi amiga le pasó mi número y al otro día me escribió que quería verme antes de irse. Nos vimos en una plaza y estuvimos como dos horas hablando y a los besos. Todo era perfecto, hasta que me dijo que nunca había tenido una novia y que no quiere tenerla porque es mucha responsabilidad y que el viaja mucho y no quiere preocupar lastimar a nadie, y luego me dijo que prefiere tener una amiga con derecho a roses y demás, y que si un día sale y le gusta otra persona no tiene que estar preso a nadie.

Me dolió mucho que me dijese eso. Le conté a mi amiga y me dijo que él es lo más chamuyero que no me ilusione demasiado. El pibe me seguía mandando mensajes y yo se los respondía. El vive en otro lugar por razones de lo que hace, lo cual que para poder vernos hacíamos vídeo-llamadas. Era lo más tierno que conocí, me estaba encariñando mucho, pero cuantas más cosas lindas me decía más me enojaba porque decenas de minitas le publicaban cosas en su muro en facebook. Mis amigas me decían que él no valía la pena, que me iba a poner los cuernos. Ya al final le hice como una escena de celo y se enojo conmigo y me dijo que no tenía que ponerme así, que no éramos nada y que mis amigas no se tenían que meter. Lo feo es que eso fue lo último que me escribió y después no supe mas nada de él. Hasta el otro día que mi amiga me dijo que se escribía con él y no me quiso decir más nada.

Lo extraño y no puedo soportar que se escriba con mi amiga.

botinera12

 


997

Si no usa anabólicos lo vuelvo a engañar

Publicado por , Filtros: 26 - 30 años - Mujer - Uruguay

Hace 8 años estoy con el mismo hombre y nunca tuvimos buen sexo. Al principio de nuestra relación lo traicioné por 6 meses con otro hombre, con él que tampoco tuvimos buen sexo, es decir, no fue malo pero tampoco excelente.

El tema es que me encariñé con “el otro”, quien me pidió que dejara a mi novio y me fuera con él. Ahí fue cuando decidí acabar con eso de traicionar. Yo amaba a mi novio, y aun lo amo. Nunca más lo traicioné con nadie y desde entonces estoy buscando mejorar nuestra relación en todo sentido. Lo he logrado, hace meses que venimos teniendo excelente sexo, muy rico.

Ahora estoy buscando la perfección, tuvimos un hijo hace casi 3 años, imaginen mi cuerpo ahora (estoy obsesionada con el cuerpo perfecto). He mejorado casi todo, mi abdomen me esta costando mucho, pero quiero que él mejore el suyo, sólo que no se lo quiero decir directamente para no herirlo. Le he insinuado que vaya al gimnasio, pero no lo entiende.

Me gustan los hombre musculosos y le va a llevar años en un gimnasio, yo lo quiero ya!!

¿Ustedes creen que estaría mal insinuarle que use anabólicos y esteroides?

¿Alguno de ustedes los ha usado?

Quiero que alguien me cuente alguna experiencia con ellos antes de que yo caiga en la tentación de volver a traicionarlo con un musculoso.

 

Kiim


975

Aguanté pero hice lo correcto

Publicado por , Filtros: 41 - 45 años - Hombre - Uruguay

Mi secreto es rarísimo, porque es bastante rebuscado. Resulta que mi hijo de 15 años trajo a su noviecita a mi casa. La cuestión es que la chica era super agradable y monísima. Rubiecita, flaquita, muy bien proporcionada, piernas largas y de ojos verdes vivísimos.

Yo estaba muy contento porque en verdad mi chico merecía una pibita así. Estuvieron saliendo como un año y ella como que ya formaba parte de la familia al final. Hasta ahí todo bien y súper normal, pero un día se emborrachó en un asado y cuando estaba yo retirado y solo en la cocina, ella entró y mientras iba a la nevera y me dijo en voz baja;-\qué viejo verde que sos, eh? yo sé que me tenés ganas\ yo quedé helado, porque si bien la miraba (imposible no mirarla, con ese vestido negro super corto y elegantísimo, la hacía demasiado hermosa), la miraba sí, pero de manera muy discreta y muy consciente que era la chica de mi hijo y todo el orgullo que uno siente por eso y a eso le agregamos la censura lógica que se trataba de una chica menor de edad.

Jamás se me ocurrió algo con ella, ni en el subconciente ni en el inconsciente, lo juro. Además que mi esposa es la mujer más bella de todas y no se me hubiese ocurrido algún día en engañarla. Dicho esto, la niña me miró a los ojos con una mirada entre perdida por la borrachera y morbosa, y como jadeando me pide que la lleve a la casa. Mi hijo había salido hacia un rato a buscar algo, y estaba demorado, por lo que accedí llevarla, una por el miedo de que dijera algo escandaloso en el patio frente a mi familia, (porque realmente la veía como desubicada) y de paso quería hablar con ella para que se le quitara esa idea loquísima que me había comentado antes, pero no…

Subimos al auto y ella se me abalanzó y parecía loca. Yo entre risas y desorientación, no podía casi contenerla. Un hombre como yo no está en condiciones de rechazar una chica tan divina como ella, por lo que toda la parte biológica de mi cuerpo la aceptaba pero mi cabeza se negaba. Al llegar a su casa, me dice: \”viejo cagón\” y luego de dar un portazo se va enojada a su casa.

Yo quedé un tanto confundido pero tranquilo de haber hecho lo correcto. Lo malo de todo es que la chica y mi hijo luego de eso se dejaron. Siempre pienso si no fue alguna droga o qué, que consumió que la dejó tan loca así, pero nunca le conté a nadie ese episodio. Espero también que ella no le haya inventado algo \”raro\” de mi parte a mi hijo, porque me sentiría muy incómodo. Aveces pienso qué hubiese ocurrido si me hubiese dejado llevar por el erotismo…

yogurtu