¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

Estás leyendo los secretos de: 51 + años


30492

Vi a mi esposa con su cuñado teniendo sexo

Publicado por , Filtros: 51 + años - Chile - Hombre

Un día sábado llegó a mi casa E, el cuñado de mi esposa M.

Él tiene 45 y ella 29. Mi cuñada es enfermera y estaba de turno en el hospital.

E llegó a ver un partido de fútbol. Nos tomamos los tres unas cervezas y conversando pasaron las horas y los tragos pasaron a ser dos botellas de ron entre los tres.

E ya estaba medio ebrio, por lo que no podía manejar, así que M le ofreció quedarse en casa. Ella también estaba medio ebria. Como a las dos de la mañana me fui a acostar y los dejé solos en living conversando.

Me acosté y quedé medio traspuesto. Luego no recuerdo bien, pero como a las tres y media no sentía ruido en el living. Me levanté despacio a ver donde estaban. Me asomé despacio por la puerta y lo que vi me dejó caliente, no lo podía creer. M estaba arrodillada chupándole la pichula a E. Se lo chupaba de una manera increíble, quizás porque la tenía más grande que la mía, y mas gorda, además de que se gastaba la media cabeza. Los cocos eran como pelotas de tenis. Lo lamía, le pasaba la lengua a la puntita, se lo tragaba todo, la cagó. A mi en vez de darme rabia me calentó mucho esto. En un momento paró y se puso de pie. Yo volví a acostarme y me hice el dormido. Ella entró a la pieza y me movió un poco. Como vio que seguía durmiendo cerró la puerta y volvió al living.

Me volví a levantar y muy despacio abrí la puerta para seguir mirando. Vi a M que se estaba sacando la ropa delante de E, que se estaba masturbando mirándola. M se agachó nuevamente y se lo volvió a chupar mientras le decía “esto no pasa todos los días, el pedazo de pico que se come la P, eres muy rico”. Eso casi me hace explotar la paja que me estaba corriendo. Luego M se empezó a sentar despacio sobre esa tremenda cabeza que se comenzó a perder en su ya chorreante chorito. La muy zorra cabalgaba encima de E mientras le pellizcaba las tetitas.

Así estuvieron como media hora hasta que E acabó. Como a M le estaba saliendo semen del chorito, se paró rápido y se tiró sobre esa pichula que empezaba a dormirse. Se la chupó y se la dejó limpiecita mientras le decía que esta no sería la última vez que probaría ese pedazo de pico rico.

jose


1889

La hija de puta de la cocinera

Publicado por , Filtros: 51 + años - Chile - Mujer

Tengo en mi trabajo a una hija de puta muy grande.

Tiene a su hija casada y con dos niños parada, y un yerno caprichoso que sólo le interesa ir al gimnasio para mantener un cuerpo musculoso.

Su marido pintor de brocha gorda y autónomo también está parado y creo que está amargada, pero la muy puta lo paga conmigo.


2267

Quiero culearme a mi cuñada pero sé que es un tremendo pecado

Publicado por , Filtros: 51 + años - Chile - Hombre

Mi cuñadita es soltera y hasta donde sé, virgen.

Tiene 55 años pero tiene un cuerpazo de miedo. Lo que más me calienta son sus tetas. Preciosas, enormes y varias veces se le han puesto duros sus pezoncitos y los tiene ¡riiicoooosssss!

Ella sabe que la miro con otras intenciones pero siempre se ha hecho la huevona. A veces la he pillado mirándome también, pero nunca ni una palabra ni menos un gesto. Por otra parte tiene un culazo que no me canso de mirárselo. Y sabe que tiene buen culo, porque a veces cuando vamos a su casa, se pone unos pantalones como calzas y se le marca todo el culo y su cosita, que adivino apretadita.

Ayer, andaba muy rica con una blusa escotada y a cada rato se agachaba delante mí y yo le miraba las tetazas al punto que tuve que ir al baño y darme un pajazo para aliviar mi calentura.

Cuando se supo los resultados de la elección, ella que es piñerista, empezó a celebrar y me dio un abrazo y me aproveché y la apreté contra mi cuerpo para sentirle su hermoso par de tetas y me calenté así es que le puse la cabecita entre sus piernas y la puntié. Se pudo media rara, pero no dijo anda. Después andaba media coloradita, por lo que adiviné que su cosita debería estar destilando juguitos y sus calzoncitos, mojaditos.

El problema es que no me atrevo a más, pues es un pecado demasiado grande. Seguiré soñando con ella y mirándola y deseándola en silencio. A lo mejor alguna vez me saco las ganas y se lo pongo hasta las huevas en ese precioso culazo que se gasta.

Ahí les cuento!!!

joselin