¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

Estás leyendo los secretos de: 51 + años


2420

Lo hice mio

Publicado por , Filtros: 51 + años - Hombre - México

Juan, ese es su nombre güerito, delgado nalguitas chiquitas y trabajaba conmigo y mi sueño era hacerlo mío, estuve mucho tiempo buscando la manera de cogérmelo y empecé a llenarlo de regalos y tratarlo como muñeco dándole todo. Sufría de celos cuando alguien lo piropeaba pero solo hombres con mujeres, lo llevé a mi casa varias veces y se dejaba tocar hasta que un día lo hice mío. Desnudo tiene un hermoso pene y grande, sus besos eternos me dejaban en la luna, el me la metía en todas las posiciones y duraba mucho en venirse, y sus besos de media hora sin despegarnos y mi culo bien lleno.

Un día me permitió mamarle su hoyito güerito y se vino en mi boca y me tragué su semen y de ahí completo todo me dio su culito. Ha como disfrute penetrarlo por primera vez, sus gestos de placer. Ha sido mi mejor amante morro de muchos que he tenido.

Hoy está casado y tiene un hijo, le deseo lo mejor pero yo y mi culo lo extrañamos mucho pero buscare otro…

Mike42


2060

La señora del aseo me pilló “jalándome el caucho”

Publicado por , Filtros: 51 + años - Colombia - Hombre

Tengo que tomar un medicamento que no deja que se me pare la polla, entonces empecé a tomar yohimbe, que es una medicina natural contra eso, una pastilla con el almuerzo cada día.

A veces como 1 o 2 horas después de tomarla se me pone la polla bien dura y tiesa, me entra una arrechera que veo a todas mis compañeras con ojos de quiero follarte, así que voy al baño a masturbarme porque se me pone la cara caliente y siento que la cabeza se me va a estallar. La única manera de aliviarme es con un pajazo.

El otro día la señora del aseo me vio. Ella es joven y no está del todo mal, pero a mí me dio pena que me viera en esas, me sonrojé mucho. Pero desde ese día ella ha estado mucho más atenta conmigo, me trae café y me guarda bizcochos. Ella es casada pero por el yohimbe me encantaría follármela.

Después de la pillada también he visto que cuando yo voy al baño ella me sigue, hasta que un día entró como un minuto después de mí con el pretexto de limpiar, pero había alguien más, así que se excusó y se fue. Creo que estaba esperando encontrarme otra vez jalándome el caucho, pero lastimosamente no se pudo.

 

gargajo


8588

Cuidado cuando se ponga a tomar con los amigos

Publicado por , Filtros: 51 + años - Chile - Hombre

En un asado pero en mi casa mi comadre, que estaba más rica que el pan con chancho, y mi compadre quedaron raja de curados, y tuve que llevármelo a él casi al hombro hasta mi dormitorio, al lado iba mi comadre apenas sosteniéndose. Mi señora se había acostado en la pieza de los niños y no tenían idea de lo que estaba pasando con mis compadres. Bueno, la cosa es que mi compadre cayó como saco de papas a la cama y si no fuera porque respiraba fuerte se habría podido pensar que estaba muerto. Mi comadre se quedó apoyada en la pared y de pronto se sentó en el piso, la tomé y a duras penas la levanté y tomándola de la cintura por detrás quise encaminarla a la cama, al lado del compadre. Como estaba tan curada, y dueña de un poto tan rico, me refregaba más que la cresta en ella aprovechándome de la situación y al caernos en la cama, yo encima de ella, seguí calentándome.

Por un momento me sentí mal aprovechándome de esta situación, pero es que mi comadre de verdad tiene un tremendo culo y quizás nunca más iba a tener esa oportunidad de correrle mano, puntearla y refregar todo mi miembro por ese culazo. La verdad es que la faldita ajustadita que llevaba se le empezó a subir y eso me calentó más todavía y se la subí entera. La visión de la mansa raja de mi comadre terminó por transformarme definitivamente en un monstruo y le saqué los calzones pensando en un comienzo en solo refregar mi miembro en esas nalgas y esa raya fantásticas que tenía delante mío. Empecé a frotarme encima de ella y era una sensación maravillosa tener mi pico entre esas nalgas exquisitas. En eso mi comadre despierta un poco y nombra a su marido, yo le digo que si y que se quede tranquilita.

Ella se abre de piernas y levanta un poco su potito acomodándose y con lo poco que le quedaba de conciencia me dice que se lo eche afuera, entonces yo le mando guardar todo mi manguaco de un viaje y como estaba tan caliente con 3 o 4 meneos me fuí cortado al tiro, sacándoselo a tiempo y chorreándole todo su culo y cayendo extenuado encima de ella. Una vez que me saqué el demonio de mi interior comenzó el remordimiento, y estaba pensando cómo limpiarle la raja a mi comadre y la guata mía, que estaban llenas de moco, cuando mi comadre empieza a mover lascivamente su culo y a gemir y reirse suavecito y casi se me cayó el pelo cuando me dijo -ya poh compadre, siga, ¿puede?. Fue entre sorpresa total y sentirse pillado pero como mi miembro no se había agachado totalmente la calentura me volvió casi instantánea. Le dije que por supuesto y entonces me levanté y la tomé de las caderas para que ella las levantara también para la posición del perrito. –Entra por donde quieras me dijo mi comadre y me dí cuenta que nunca estuvo tan curada como parecía. Le dí por el chico como no había dado nunca y ella lo gozó bastante también y cuando acabé dentro de su culo parece que metimos mucha bulla por que mi compadre habló y se quiso levantar. El medio sustito que me llevé. Me eché para atrás y me deslicé a un costado de la cama. Mi comadre le decía que se durmiera y me hizo gestos para que saliera del dormitorio. Me quedé quieto un rato y cuando las palabras del compadre se hicieron inentendibles salí del dormitorio, entre asustado y más contento que perro con pulgas, no había sido violación, no había sido aprovechamiento, mi comadre al parecer siempre tuvo conciencia de lo que pasaba y al parecer también le gustó.

Por la mañana se levantaron a tomar desayuno y me dí cuenta que mi comadre no me miraba a los ojos y rehuía mi mirada, pero cuando se despidieron al irse a su casa ella misma dijo que esto había que repetirlo porque había estado muy bueno, me miró y rápidamente bajó la vista de nuevo. Y por supuesto que se repitió, pero eso se los voy a contar más tardecito.

 

anónimo