¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

Estás leyendo los secretos de: 46 – 50 años


2622

No quiero cuidar a mi madre enferma

Publicado por , Filtros: 46 - 50 años - Chile - Mujer

Ojalá algunas persona me entendiese, tengo a mi cuidado a mi madre enferma de Alzheimer y es horrible. Me siento mal por como me trata, sé que no se acuerda de nada pero grita todo el día, me insulta, ni siquiera me reconoce.

Ruego a Dios porque se la lleve pronto, y a la vez no quiero que se vaya porque es mi madre, siempre fue buena con todos sus hijos y era una gran mujer hasta que llegó esta enfermedad maldita.

Es una situación tan espantosa que no se la deseo a nadie. No sé cómo actuar, cuanto más cariño le doy, más horrorizada me siento por desear que descanse para siempre.

angustiada


966

Oveja negra de la familia

Publicado por , Filtros: 46 - 50 años - Chile - Mujer

Hace años que no sé nada de mi familia, a excepción de mis hijos

No quiero que nadie sepa en donde estoy, ni lo que hago, ni lo que pienso, si estoy viva o si estoy muerta. Es una larga historia de intrigas familiares encabezadas por mi madre, a quien yo adoraba, visitaba dos veces a la semana, cuidaba cuando estaba enferma, y todo lo que que se supone debe hacer una buena hija. Nunca me di cuenta de la maldad que se ocultaba tras esa sonrisa y esa amabilidad. Nunca veía la maldad en la gente ni en la situaciones que vivía, es decir todo el mundo me podía pasar por el aro fácilmente.

A raíz de una situación particular mi hijo me pregunto porqué no quería saber nada de ella, cuando le dije que era parte de mi desgracia no quise seguir hablando… por eso lo publico aquí.

Es duro para mí confesarlo, a pesar de los años que han pasado: MI MADRE SE ACOSTÓ CON MI MARIDO.

Estoy separada hace 11 años y traté de mantener mi matrimonio hasta el final, incluso después de la separación física, pero cuando me vi enfrentada a la realidad mi mundo se derrumbo. Mi propia madre me rompió el alma.

Tengo pruebas de lo que digo y la confesión de mi ex en un correo… Mi hija es la única que sabía esto. Es por eso que mi corazón sufre, lo único que tengo son mis hijos y están tan lejos.

No quiero a nadie de la familia… mis hermanos me abandonaron en los momentos mas difíciles, me dieron la espalda y estoy segura que es mi madre la instigadora de este abandono. ¿Que hubiera pasado si se destapa la olla? Si mi padre y el resto de la familia se entera, que tristeza para todos, que amargura, peleas y tal vez tragedias se hubieran desencadenado?

Tal vez ellos vivan felices e ignorantes ahora, pero la mochila la cargo yo. Hijos, ahora ya lo saben. Y espero que siga siendo un secreto entre nosotros.

Soy la oveja negra, la oveja que se perdió en el monte… la oveja del sacrificio.


911

Espías en el extranjero

Publicado por , Filtros: 46 - 50 años - Chile - Hombre

He visitado varia veces Perú como turista siendo acogido muy bien, sin atisbo de xenofobia, pero en ocasiones viajé por situaciones de trabajo.

En uno de los momentos de tensión vividos en los 90, normalmente cuando la clase política tiene problemas la salida es “pelear ” con Chile. Así evitan que el pueblo se de cuenta del problema que tienen.

Viajamos a un sector andino, la breña para los Incaicos, la sierra para nosotros. El objetivo era reconocer cierta instalación que los vecinos tienen para vigilar nuestro espacio aéreo más menos hasta Temuco. Era yo un turista francés (Tuve una formación en un colegio francófono y la oportunidad de vivir un año en Paris, por lo que tengo un manejo fluido del idioma).

Logrado el objetivo y ya de regreso pasé por un pueblo muy similar a Chiu Chui, Toconao y otros pueblos nortinos para que se hagan una idea, junto a una italiana que conocí durante el periplo. La breña está llena de mochileros de todas las nacionalidades imaginables , es un lugar inhóspito pero de una belleza que sobrecoge… No tanto como Chile.

Estaba con L en el centro del poblado cundo se acercó un joven y me dice “el alcalde quiere hablarte, ven “.

Caminamos hacia la iglesia del lugar, me di cuanta que la gente empezó a caminar hacia allá. Llegamos y se habían congregado más o menos doscientas personas, todos cholos… y sorpresa: veo cuatro personas más, un alemán y tres españoles (colegas ) obviamente fingimos que nadie se conocía…

En la iglesia se encontraba el alcalde, un anciano cuya edad no podía determinarse y sólo hablaba en quechua, como traductor oficiaba el joven que me encontró.

Y dijo “¿Que hacen Aquí, chilenos?“… “je ne suis Chilien je sui France”. ” Ostias pero nosotros somos catalanes de Barcelona”…  algo dijo el alemán…En fin protestando cada cual por su lado invocando a los embajadores, al rey o al Canciller.

Si ustedes piensan que los serranos son chicos y flacos están equivocados: cada uno tenia un bastón para pastorear parecido al báculo de los Scouts, pero más grueso , si ustedes vieron Rambo o Indiana Jones son eso peliculas, por mucha boina de color que seas no había nada que hacer ( si hubiese sido Kung Fu Panda quizá), en esos lados tienen una concepción de la justicia rústica pero basada en valores ancestrales, por ej. una autoridad corrupta o abusadora tarde o temprano termina apaleado o quemado.

“Son chilenos y espías” dijo el joven. El alcalde habló en quechua y la traducción fue mas menos:

“Chilenos, ustedes están en la tierra de los huancas para hacer daño. En tiempos de los Ancestros ustedes vinieron a hacer la guerra a este pueblo. Llegaron treinta soldados de Chile. Cobraron impuestos en forma justa, respetaron los hogares de los antepasados, respetaron a nuestras abuelas, enseñaron a leer a nuestros abuelos y tenemos respeto a nuestro amigos del pasado, pero si vuelven serán nuestros enemigos”.

Alguien trajo un paquete desde el interior del templo y el alcalde lo abrió, mostrando una antigua bandera chilena y una carta escrita con una hermosa caligrafía, donde un teniente cuyo nombre no se leía bien (era algo así como Ambrosio o Anastacio) le dejaba en recuerdo una bandera por la hospitalidad recibida, esa bandera es guardada como un tesoro por esa gente ya que es una prueba de amistad…

Fue un experiencia única que demuestra que bien se paga con bien aunque sea cien años después.