¡Descubre los mas intimos secretos! y cuentanos el tuyo.
Destapa toda tu curiosidad y revela anonimamente tus secretos mas intimos, comparte con otras personas de tus mismos gustos

742

Sexo entre mujeres: Tuve algo de suerte

Publicado por , Filtros: 21 - 25 años - México - Mujer

Videos Secretos Videos Secretos Videos Secretos Videos Secretos

Recién salí de la universidad como Trabajadora Social, así que este año debo realizar mi servicio social, y como no acepté las proposiciones indecorosas que me hiciera mi asesor, tuve que aceptar a donde me tocara, y como era de esperarse, me mandaron a una localidad muy lejana, yo estaba muy enojada, pues a pesar de mis buenas calificaciones, mi asesor se encargó de mandarme a esa zona que según sé es de castigo, pues me dije, aquí o en donde sea, menos aceptar sus libidinosas condiciones.

Hice mis maletas y tome tres autobuses para llegar al poblado donde debo hacer mi servicio social por un año. Bien, llegué a la clínica de salud, que no era tan pequeña como esperaba, donde me presenté de inmediato con el Director, que cuando lo conocí, me asombró su personalidad y presencia, de verdad que era un tipo bien parecido y muy bien educado, tenía un acento diferente, pasó el día y llegada la noche hablé con mi Director y le pedí me diera oportunidad de irme a hospedar al hotel que sabía era el único en el lugar, y para mi disipada suerte, estaba totalmente ocupado, pues una empresa había alquilado todas las habitaciones del hotel para sus trabajadores que iniciaron una obra de electrificación en la zona, así que regresé a mi clínica, y pensé que esa noche dormiría en alguno de los consultorios y con el frío que hacía no la pasaría bien.

Caminaba cabizbaja cuando un coche se detuvo a mi lado y bajó su ventanilla y sorpresa era el Director, por lo que no perdía la oportunidad para pedirle su autorización para ocupar alguno de los consultorios para pasar la noche, él sonrió después de enterarse de mi suerte y me dijo que me subiera a su coche, pues tenía una alternativa para mi, yo acepté con poco agrado, pues pensé que igual y me llevaría a su cama, hombres como los odio.

No fue así, llegamos a su casa, ahí estaba su esposa, una mujer bastante joven y muy guapa, de inmediato me di cuenta que era francesa, aunque con un buen acento en español, quien me recibió con mucho agrado y me ofreció su casa, le dije que tendría que regresar por mis cosas y ella me dijo que no, que sería mañana, pues estaban a punto de cenar y que me auxiliaría para pasar una buena noche.

No pasó mucho tiempo cuando llegó la hija de ellos, quiero decirles que de verdad es una belleza de mujer, venía con ropa deportiva y mostraba a todas luces una excelente figura, ella me saludó con igual agrado que sus papás, cenamos, yo no tuve otro tema que platicarles las prisas que había pasado en esos días, ellos rieron de mi suerte y no tuve otra cosa que complacerlos con mi risa, que alivió mis desesperaciones.

Terminada la cena, levantamos los platos y la mamá de ella nos dijo que ella se encargaba de lavar los platos con mi director, y que su hija se encargaría de atenderme y darme ropa para dormir y me enseñara la recamara de invitados, donde pasaría la noche, haciéndome la invitación que si gustaba podía disponer de esa recamara por el tiempo que yo quisiera, yo se lo agradecí.

Ella me tomó de la mano y me llevó a su recamara, estaba bellamente arreglada y pintada en colores pastel, abrió un closet y me dio a escoger algo de ropa para dormir, yo elegí una playera de algodón y un short, ella se quitó el top mostrando sus bellos senos, y después la licra, quedándose en una pantaleta de encajes, cuya forma le daba una silueta muy hermosa, y sin pensarlo le dije que era muy hermosa, ella sonrió y me dijo que pasara a bañarme, así lo hice, estaba terminando de enjuagarme el cabello, cuando ella abrió una de las puertas corredizas y me dio una toalla, se quedó viendo todo mi cuerpo, yo apenada, le di la espalda y sin más se metió tomó la toalla y enredó mi cabello y lo secó, no sabía que hacer en ese momento, solo puse una de mis manos entre mis piernas y me di la vuelta, ella me miró a los ojos mientras me sacaba la cara con su manos y me dijo que yo tenía un cuerpo muy bien formado, yo la miré a los ojos y luego a su boca, ella se me acercó más y me dio un pequeño beso, me miró de nuevo a los ojos y sonrió yo le devolví el beso con otro más apasionado, quieres dormir en mi recamara esta noche? , le respondí, pero tus padres, que dirán, ella solo alzó sus hombros y me guiñó uno de sus ojos.

Después que ella terminó de bañarse, se puso una bata que mostraba hermosamente sus senos, se sentó a mi lado y empezamos a platicar de nosotras, me comentó que su mamá tenía una escuela de danza y baile (zumba), y que ella como estaba de vacaciones le estaba ayudando con las clases de la tarde, en esos momentos llegó la mamá, quien se acercó a nosotras, se sentó sobre la cama y abrazó a su hija, pudiendo darme cuenta que casí tenían la misma edad, la mamá me dijo que si su hija me estaba atendiendo bien, yo le dije que sí que estaba muy contenta y que tenía mucha suerte de haber sido recibida en su casa, ambas sonrieron y me dieron un fuerte abrazo, luego le dijo a la mamá que si tenía algún inconveniente si yo dormía en su recamara esa noche, la mamá nos dijo que era mucho mejor, ya que se espera una fuerte helada para esos días y que mejor forma de dormir calientitas que estar juntas en la cama, dicho esto, le dio un beso en la boca a su hija, luego me dio un beso en los labios, y nos dijo que los disfrutáramos, se levantó de la cama y salió cerrando la puerta.

Su hija, me miraba y me empezó a hacer cosquillas, yo no paraba de reír, de verdad que me sentía muy feliz, pero en eso recordé mi secreto, así que por un momento, volví a la realidad y tomé de las manos diciéndole que tenía que contarle un secreto, ella me dijo, si claro dime, yo no sabía como decírselo y solo atiné a abrir mis piernas, ella me vio y me dijo que no comprendía, entonces me arme de valor y le dije: es que tengo mi clítoris muy desarrollado, ella me tiró de espaldas y sin más me quitó el short, abrió mis piernas y se quedó viendo entre mis piernas, luego me preguntó si así era o podía crecer aun más, yo le pregunté si eso no le incomodaba, ella me sonrió y bajó su cara entre mis piernas y con sus labios empezó a besarlo, luego con su luenga, lamió todo mi sexo, yo estaba muy excitada, mi clítoris se levantó con toda majestuosidad, ella me miro desde entre mis piernas y me dijo: esto contesta mi pregunta, y sin más siguió lamiendo mi clítoris, así continuamos por largo rato, luego ella se quitó la bata y me pidió que le hiciera el amor, yo no pude contenerme y así lo hicimos, mi excitación era tal que rápidamente llegué al orgasmo, ella también así lo hizo, ambas nos fusionamos en un abrazo y cuando nos quedábamos dormidas, me dijo muy quedamente: deja que sepa mi mamá que hermoso cuerpo tienes y las tres estaremos en esta cama… yo quedé asombrada y la abracé, Morfeo nos ofreció un sueño profundo y reparador.

Miranda

« | »

Comentarios

  1. Comentario por no mas te digo. el 04/09/2012

    Hola paisana. Ni pidas opiniones. Cuidate

  2. Comentario por Pharmd615 el 14/09/2012

    Hello! bddfaee interesting bddfaee site! I’m really like it! Very, very bddfaee good!

  3. Comentario por Pharmb79 el 14/09/2012

    Very nice site!